Veleia

por Radio YA

17 febrero 2020
Estos días está saltando a los medios de comunicación el caso del juicio del presunto fraude y falsificación de restos arqueológicos del yacimiento de Veleia, poblado romano en las proximidades de la localidad alavesa de Nanclares de la Oca.

 

Resulta una presunción extrapolable a las habituales manipulaciones del nacionalismo creando mitos, modificando la historia y estableciendo una modificación cognitiva en las mentes de las gentes que viven en territorio vascongado, llamadas vascas, si tenemos en cuenta de que vascos son los que tienen vecindad administrativa en lo que llaman Euskadi o País Vasco, según el Estatuto de Autonomía.

Según esos vestigios presuntamente manipulados, el euskera se escribía ya en el siglo III, cosa inaudita, pues el texto más antiguo encontrado data del siglo XVI, y, además es una lengua oral, con muy pocas expresiones paleográficas escritas.

Y, además, hay otros hallazgos de otro signo, cuestionados por expertos reconocidos, que han demostrado la falsedad de esos restos, o de las inscripciones en grafitos.

Cuando se hizo público ese descubrimiento presuntamente falseado, el Gobierno foral, regido por el Partido Popular en aquel tiempo del inicio del verano de 2006, hizo una comparecencia en las Juntas Generales de Alava celebrando lo que consideraban descubrimiento del siglo. Y convocaron un ágape al día siguiente para festejarlo. El caso es que este articulista, que fue en aquel tiempo procurador en las Juntas Generales de Alava, se negó a asistir ante la sospecha de que aquello era algo que no encajaba en la lógica de la arqueología y de la epigrafía al uso.

Este hecho absolutamente sorprendente está siendo enjuiciado estos días por la Audiencia Provincial de Alava. Resulta curioso que, al día siguiente al anuncio, los nacionalistas exhibieran unas camisetas alusivas al euskera en Alava. ¿No sería, quizás, que ellos tuvieran alguna relación con el auspicio de dicha falsificación? No lo puedo afirmar porque no tengo pruebas, pero sería interesante hacer alguna aproximación a este hecho y averiguarlo fehacientemente.

En todo caso, el motivo principal de este artículo no es este asunto, que será dilucidado definitivamente por los tribunales de justicia, tras más de una década de retraso, que puede ser debida a la complejidad técnica del proceso.

Voy a hacer memoria, para que los ciudadanos sepan cosas que ocurrieron allá por los primeros años de la década de los noventa, y que sirven de paradigma de lo que ha sido un Régimen carente de los más elementales principios de democracia y libertad bajo el signo de “el árbol y las nueces”. Voy a rememorar lo que se ha estado produciendo en el acoso y eliminación de cualquier atisbo de tejido asociativo libre, no sujeto a los parámetros nacionalistas.

Por aquellos años de la década de los noventa existía una asociación llamada, precisamente, Veleia haciendo alusión a la naturaleza romanizada de Alava; y no Iruña como lo denominaban los nacionalistas en el habitual uso manipulado de los topónimos. Durante décadas, y aún en el presente, se niega pertinazmente la presencia de los romanos en la Euskadi de nuestro Sabino Arana con la falaz explicación de que los euskaros nunca pudieron someter a los vascos, cosa que a cualquier persona dotada del uso mínimo de raciocinio le producirá hilaridad. Aunque a los niños se les puede adoctrinar así, impunemente, sin que nadie lo impida.

Esa Asociación se creó para demandar el uso y conocimiento voluntario del euskera. Aún tengo en mi poder pegatinas de aquella campaña con el lema EUSKERA VOLUNTARIO.

La citada Asociación estaba ligada al partido político Unidad Alavesa en sus momentos más notables, cuando tenía una presencia institucional más que relevante.

El caso es que la Policía Nacional llamó a los representantes más significados de la Asociación para que adoptaran medidas de autoprotección, pues había constancia de que podían ser extorsionados y amenazados en su integridad física y personal por las hordas abertzales; y que se les consideraba “Banda fascista peligrosa para Euskadi”.

La persona que estaba al frente de esa Asociación, que no quiere que le cite, tuvo que cambiar el buzón para que no pudieran localizarle y sustituir su automóvil por otro, adoptando medidas de vigilancia del entorno y de autoprotección. (De esto yo sé mucho porque yo mismo lo tuve que hacer actuaciones parecidas como amenazado).

Esa Asociación realizó una encuesta por teléfono por el método de muestreo aleatorio de 1.000 entrevistados, acerca de si estaban o no de acuerdo con que el euskera fuera voluntario. El noventa por ciento de los entrevistados se identificaba con la voluntariedad, en contra de la imposición. Hoy, tras décadas de presión y adoctrinamiento social, eso ha cambiado radicalmente.

Cierto día de aquellas fechas, la Asociación convocó una concentración en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria para exigir el respeto a la voluntad de los ciudadanos vitorianos y alaveses. Marcelino Oreja, ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de la Transición, de Adolfo Suárez, se dejó ver en dicho evento.

El caso es que los amigos de las dictaduras, el mundo proetarra y abertzale, y alguno más de la órbita nacionalista. realizó una contramanifestación, coaccionando, insultando, y ejerciendo violencia contra los que hacían uso de su derecho de expresión en esa convocatoria.

En este clima de violencia la Asociación optó por disolverse y desaparecer. Hoy este testimonio lo recoge la Asociación Hablamos Español, tomando su testigo.

Pero que alguien en su sano juicio pueda decir que en Euskadi ha habido democracia, es demencial y falto de todo rigor. El ejemplo de ello es la muestra que reflejo en este artículo.

Lamentablemente hoy tenemos un gobierno batasunizado en España, el de Sánchez, amigo de los que extorsionan, los que rompen España y de quienes no se atienen al Estado de Derecho y las leyes, Un gobierno antisocial, antiespañol y bolivariano, como lo demuestra la insistencia de Zapatero, padre espiritual de Sánchez, en apoyar al Gobierno de Maduro.

 

 

 


En directo

El Quilombo

Luis Balcarce

Featured image

Próximos programas