La desaceleración ya es mayor de lo previsto y el INE recorta en 6.000 millones de euros el peso del PIB

por José Luis Barceló

20 septiembre 2019
La economía española creció menos de lo previsto en los últimos años. Así lo ha concluido el Instituto Nacional de Estadística (INE) que ha revisado la serie de crecimiento desde 1995 a 2018 siguiendo las indicaciones de la Unión Europea, cuyos estados miembros están siguiendo un proceso similar. De esta forma, el Producto Interior Bruto (PIB), lo que produce una economía en un año, creció un 2,4% en 2018, esto es, dos décimas menos de lo estimado en un inicio.

 

Ello se debió, fundamentalmente, a que la demanda interna aportó bastante menos de lo que el INE calculó en un inicio: en lugar de crecer un 2,9% como se pensó en un inicio, lo hizo un 2,6%.

La gran razón de este empeoramiento se explica porque la evolución del gasto de los hogares y de las administraciones, dos de los grandes motores de la actividad, fue más bajo de lo previsto. Los hogares elevaron su consumo en 2018 un 1,8%, cinco décimas menos de lo previsto, mientras que el sector público gastó un 1,9% más que en 2017, cuando antes se calculaba que el avance había sido dos décimas superior.

 


En directo

El Retrovisor

J. F. Lamata

Featured image

Próximos programas