PROPAGANDA INDEPENDENTISTA PATROCINADA POR EL BARCA Y EL CARAJILLO DE ÁBALOS

por Rebeca Fernández

27 diciembre 2020
La falsa normalidad democrática de la que presumen desde el gobierno ha sido el tema principal del editorial de este jueves 19 de diciembre de Javier García Isac. Tsunami Democrático cumplió con sus amenazas y, aunque no obtuvieron el seguimiento esperado, los cuatro gatos que protagonizaron las protestas en los alrededores del Camp Nou causaron, una vez más, desperfectos y problemas para los ciudadanos de Barcelona.

García Isac se ha acordado, también hoy, del ministro de interior en funciones, Fernando Grande Marlaska: "No sabemos dónde está la nenaza Marlaska mientras se ocasionan miles de euros en desperfectos. Los barceloneses tendrán que pagar unos daños alentados por la propia Generalidad y su presidente Quim Torra".

Las declaraciones del líder independentista de este miércoles en las que apoyaba las protestas no han sido las únicas a las que se ha referido el director de RadioYa para señalar al gobierno catalán como socio imprescindible de la violencia en Cataluña. Javier también ha recordado cómo el Ayuntamiento de la ciudad condal permitió durante días que las concentraciones de Tsunami se anunciasen en vallas municipales que pertenecen al consistorio: "Y todavía dicen que no saben quiénes son los que forman esta organización, que persigan las facturas a ver quién las ha pagado o que pregunten directamente a Torra. Blanco y en botella".

Los disturbios programados por el sector más radical de los independentistas fueron contenidos por los miles de agentes de las fuerzas de seguridad que velaron por la normalidad dentro y fuera del campo del Barca y que consiguieron que el partido se celebrase sin apenas incidentes. Eso sí, estos agentes no pudieron evitar que dos pancartas independentistas colgasen de las gradas del Camp Nou: "No fueron capaces de detectar dos pancartas gigantes ¡y eso que miraban hasta dentro de los bocadillos!". A Javier le chirría, cuanto menos, que estos carteles no fuesen confiscados entre tantas medidas de seguridad y señala al club como posible culpable: "No sé si los policías tenían problemas de vista o es que están conchabados con los violentos. Lo más probable es que sea el propio club quien los protege y estas pancartas estuviesen ya dentro del propio recinto".

Además de los carteles independentistas y diversos incidentes que se registraron fuera del estadio, el clásico se detuvo durante varios minutos por el lanzamiento de una lluvia de balones amarillos al campo, unas pelotas que tampoco fueron requisadas en la entrada : "También se les pasó detectarlos, no sé si es que eran balones gástricos", se ha preguntado Javier.

El presentador de "En la boca del lobo" también se ha referido al último encontronazo entre el Psoe y ERC en su camino hacia el acuerdo de investidura. Este miércoles, en los desayunos de TVE, el Secretario de Organización de los socialistas y pieza clave en las negociaciones con los republicanos, José Luis Ábalos, afirmaba en una entrevista con Xavier Fortes que ERC habría renunciado a la vía de la unilateralidad; unas declaraciones que rápidamente eran desmentidas por la portavoz de los socios imprescindibles de Sánchez, Marta Vilalta. Javier ha destacado la metedura de pata del "ministro tabernario" y se ha preguntado si habría dicho estas palabras en "la televisión amiga" después de "haberse tomado algún carajillo de más".

Así las cosas, el acuerdo de investidura no parece que vaya a producirse antes de que termine el año pese a que, como ha señalado García Isac, "Sánchez quiere la investidura de regalo de reyes" y "al trilero de Torra le han entrado las prisas". Para el lobo todo forma parte de un "juego de golfillos" en el que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, y la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, esperan su turno: "Casado y Arrimadas están compuestos y sin novia de momento, los socialistas ya habrían elegido mejor pareja entre comunistas, separatistas y amigos de asesinos".

Las negociaciones continúan su curso, el diálogo del gobierno en funciones con los independentistas permanece abierto pero esto no impide que en Barcelona, una noche más, ardan los contenedores y los radicales campen a sus anchas quitándole el sueño a muchos barceloneses. Javier se ha preguntado si a esto se refería Sánchez cuando hablaba de disminuir la tensión territorial mediante el diálogo con las comunidades: "¿Reducir la tensión territorial era quemar lo que pudiesen alrededor del Camp Nou?".

Si de algo quedan cada vez menos dudas es de que los socialistas son la mejor garantía de los independentistas: "Garantizan que la rebelión no será perseguida y que las tesis soberanistas seguirán avanzando, Sánchez es lo menos malo que le puede pasar al independentismo". Aclarado esto, qué está dispuesto a ofrecer el líder del Psoe a cambio de su presidencia sigue siendo la pregunta: "Ni él es consciente del daño casi irreparable que está causando a la nación. Con este panorama no caben medias tintas. Sólo una reforma de la ley electoral que impidiese que aquellos que apoyan la ruptura de España puedan regir el destino del país, puede parar esto". 

 


En directo

El punto sobre la i

(Redifusión)

Julio Bonmatí Martínez

Featured image

Próximos programas