¿Están preparadas las PYMES para el reto de la economía circular?

por Radio YA


09 mayo 2021
La economía circular es un modelo en auge en Europa y el resto de países desarrollados. Se sustenta en el principio de la “no externalidad de los impactos ambientales de la empresa”.

 

En otras palabras, es una nueva manera de enfocar el sistema productivo que trata de minimizar la utilización de nuevos materiales y favorece la reutilización de residuos como plástico, cartón, vidrio, etc.

Se trata de un concepto que se ha difundido positivamente por los principales centros económicos, pero ¿ha llegado a la pequeña y mediana empresa? Mapfre y la Cámara de Comercio de España han elaborado un informe para dar respuesta a esta pregunta.

Según dicho informe cerca del 50% de las PYMES realmente saben lo que es la economía circular. Pero el concepto PYME es bastante amplio.

De hecho, entre las PYMES, las que poseían más de 50 empleados superaron el 50%, mientras que en el caso de las que no poseían ninguno (trabajadores autónomos) apenas el 34,1% conocía el concepto de economía circular. Por tanto, en general, el concepto es más conocido cuanto más grande es la empresa.

Esto se debe a que los trabajadores autónomos, así como los gerentes de las PYMES con 10 empleados o menos, dedican la mayor parte de su tiempo a las labores específicas de su empresa y a la información relacionada directamente con su actividad principal. En las más grandes, es el gerente quién debe informarse acerca de los aspectos teóricos de la economía para dirigir a la compañía.

Los diferentes sectores

Otro de los factores que influye en el conocimiento de la economía circular o en la práctica de algunos de sus aspectos, es el sector al que pertenece la empresa. El sector que maneja mayor información y que le da más importancia es el industrial.

Las industrias ponen mayor atención al fin que tendrán sus desechos, más allá de la separación según el tipo de residuo. Es lógico, pues para ellos suele suponer un coste significativo. El 56,4% de las PYMES del sector industrial tenía conocimiento acerca del concepto, siendo el único sector que superaba la media. Sin embargo, es preocupante el hecho de que en el sector hostelero la cifra fuese del 31,5%.

Es aspectos como la utilización de materias primas secundarias o la venta de los residuos reutilizables, el sector industrial se mantuvo en el top de la lista, con una respuesta positiva del 72,3% y del 63,4% respectivamente. Aunque los sectores en conjunto se mostraron por encima del 50% en ambas estadísticas.

¿Están preparadas o no?

En general, en las PYMES españolas ajenas al sector industrial la “reciclabilidad” no se tiene muy en cuenta.

Su introducción en la economía circular y el reciclaje, a menudo se da a través de su mayor preocupación: es la reducción de gastos, lo que incluye la prevención de posibles sanciones.

En el futuro, se prevé que la penetración del concepto aumentará sensiblemente. La Unión Europea ha dado prioridad a la discusión sobre la economía circular y esto ya ha llegado a la economía española y las PYMES. Además, posiblemente el ahorro de costes que puede traer como resultado el modelo hará el resto. En pocos años, las PYMES españolas no deberían tener dificultades para asimilarlo.

 

 


En directo

En la boca del lobo

Javier García Isac

Featured image

Próximos programas