DELINCUENTES, PRÓFUGOS Y MINISTROS NEFASTOS. LA ARRIESGADA ELECCIÓN DE LOS CATALANES

por Javier García Isac

26 enero 2021

Comienza la campaña electoral en Cataluña, cuando ni siquiera tenemos claro que se celebren en la fecha inicialmente prevista. Según el socialista José Félix Tezanos, el llamado efecto Illa estaría cumpliendo con creces las expectativas esperadas. El ministro de Sanidad, y ahora llamado a presidir la Generalidad catalana, sería el candidato que más simpatías suscita entre el elector catalán. Lo cierto es que al catalán se le presenta un panorama incierto y desconcertante, donde los tres candidatos con posibilidades reales de optar a presidir la comunidad autónoma tienen un bagaje manifiestamente mejorable. Salvador Illa, un ministro cuya gestión no podía ser peor, con 85.000 muertos a sus espaldas, según siempre sus mismas estadísticas, recordarán ustedes como al principio escondían los cadáveres, para luego cambiar de opinión, según fueran las ayudas de la Unión Europea, con compras caras, malas y defectuosas, donde las comisiones eran excesivas y nunca bien explicadas. Con criterios contradictorios y asesorado por un equipo de expertos al que nunca conocimos, porque no existía. El PSOE ha considerado que debe ser el candidato de su franquicia en Cataluña, por ser un personaje conocido y “carismático” y sobre todo por lo mucho que ha salido en televisión. En segundo candidato en liza es Oriol Junqueras del partido de los mata curas de Esquerra Republicana de Cataluña, un delincuente que actualmente está en prisión cumpliendo condena en sentencia firme, por la intentona golpista del 1 de octubre del 2017. El tercero en la terna con posibilidades reales de presidir la Generalidad Catalana, sería el expresidente Carles Puigdemont, un prófugo de la justicia española, otro delincuente al que protege la Unión Europea, permitiéndole nuestros fiables socios ser eurodiputado y vivir cómodamente en Bruselas. Digo que Carles Puigdemont es el candidato y digo bien, pues como todos ustedes ya saben y conocen, la candidata de Juntos por Cataluña reconoce públicamente que seguirá las instrucciones que le ordene el expresidente. Para José Félix Tezanos, el PSC obtendría el 23,9%, seguido de ERC con el 20,6% y Juntos por Cataluña el 12,5%. Asusta pensar  que los candidatos con posibilidades de optar a presidir la Generalidad sean estos sujetos con sus respectivos currículos, pero más aun, que precisamente el historial que arrastran es lo que les ha convertido en candidatos con posibilidades, y eso es lo que nos da la verdadera magnitud de la sociedad que hemos construido.

Los comunistas de Podemos con su marca blanca que lidera la cochinota Ada Colau obtendría un 9,7%, Ciudadanos pasaría de ser la fuerza más votada a la quinta posición con un 9,6%, seguido de un Vox en alza y con el que yo considero con diferencia el mejor candidato de todos como es Ignacio Garriga y por detrás los rústicos de la CUP con un 6,0% y en última posición el Partido Popular con el 5,8%. Un Partido Popular sin ideas ni estrategia clara más que recoger los desechos de tienta que le sobran a las otras organizaciones, un Partido Popular que ha perdido su sitio, no solo en Cataluña sino también en el resto de España, un Partido Popular empeñado en hacer oposición a la oposición, un Partido Popular que apoya el estado de alarma de Sánchez y las nefastas consecuencias que eso tiene para España y los españoles, con un Presidente como Pablo Casado, que cada vez que abre la boca sube el pan. No caben en cabeza humana más estupideces, más tonterías como las que suelta Casado, la última afirmar con rotundidad “que le hubiese gustado que ninguno de los dos contendientes hubiese ganado la guerra civil”. Pablo Casado sigue empeñado en reconocer a la izquierda una superioridad moral que no le corresponde y en condenar a los fundadores de su partido, entre los que se encontraba algún que otro ministro de Franco. Pablo Casado hubiese preferido la exterminación de aquellos que se negaron a dejarse matar. El Partido Popular está abocado al fracaso y a la desaparición. Tardará más o menos tiempo, pero que nadie dude de que es caballo perdedor. Recogerá lo sembrado y los Feijóo, los Javier Maroto y las Ana Pastor de turno, certificaraán su defunción y ejercerán de enterradores.


En directo

En la boca del lobo

Javier García Isac

Featured image

Próximos programas