INTENTOS DESESPERADOS Y CANTOS DE SIRENA PARA DESACTIVAR A VOX

por Javier García Isac

14 febrero 2020

Cada vez cobra más fuerza entre algunos medios de comunicación y dirigentes políticos cercanos al Partido Popular, la idea de lo que algunos han denominado España Suma, una fórmula electoral para concurrir, en una especie de coalición, formaciones como Ciudadanos, Vox y PP. Una especie de Navarra Suma, pero en este caso añadiendo a Vox.

La primera oportunidad se presentaría en Cataluña, donde está previsto que en breve se convoquen unas nuevas elecciones autonómicas. La formula de Navarra Suma no consiguió los objetivos deseados, es más, su resultado electoral no fue bueno pues, aun siendo la opción más votada, además de no poder formar gobierno, quedaron muy lejos de las mayorías logradas por Unión del Pueblo Navarro que, presentándose en solitario, obtuvo más votos que acompañados del Partido Popular y Ciudadanos. En política no siempre la suma de siglas, eso lo saben muy bien los comunistas de PCE que, a pesar de inventarse la fórmula de Izquierda Unida, eso no les hizo levantar cabeza y ahora están diluidos dentro de Podemos.

Esta fórmula o especie de coalición no es más que el interés que muestran algunos por intentar desactivar a Vox, quitarle protagonismo y acabar de engullir a la formación que lidera Santiago Abascal dentro del Partido Popular. Es una trampa donde Vox no debe caer. Es el abrazo del oso, es una estrategia para volver al  viejo bipartidismo y a la vieja división izquierda-derecha, sin darse cuenta de que esta división debe quedar superada y enterrada y, sobre todo, sustituida entre la nueva división de los amantes de la globalización y aquellos que la combaten y, sin lugar a dudas, Partido Popular y Ciudadanos se encuentran entre los globalistas y muy lejos de posturas patrióticas o identitarias. Esto no significa poder llegar a algunos acuerdos puntuales con estas formaciones en algunos municipios y comunidades para sacar adelante algunos proyectos de interés ciudadano o social.

Sí tendría sentido que Ciudadanos y Partido Popular se unieran o coaligaran. Tienen una visión política semejante, ambos aceptan, de forma más o menos complaciente, la mayoría de las leyes de ingeniería social y de imposición ideológica de la izquierda e, incluso, son euro apasionados y globalistas hasta la náusea, donde la soberanía nacional y la dignidad quedan muy en segundo plano. A nadie escapa que Ciudadanos está en caída libre y un acuerdo con el Partido Popular les ayudaría a poder salvar los muebles y evitar su total desaparición. Por otro lado, el Partido Popular es un valor a la baja, Casado suena a antiguo, casposo y rancio, un Partido Popular poco creíble y muy poco ilusionante, sobre todo después de comprobar que son la mejor garantía para que las políticas socialistas se mantengan. Todo lo contrario que sucede con Vox. Es un valor en alza, ilusiona y, a pesar de estar sometido a un acoso mediático y político sin precedentes, mantiene un alto grado de fidelidad, con un mensaje ilusionante y transmitiendo una imagen de firmeza que hace que sus expectativas de voto no paren de crecer.

Vox tiene margen de mejora pero todo se acabaría de forma precipitada si se presta a cualquier tipo de componenda preelectoral con el Partido Popular y Ciudadanos. Siendo puristas y rigurosos, si uno coge los programas o propuestas electorales de PSOE, PP o Ciudadanos, encontrará muchas más semejanzas que diferencias, lo que viene a significar que socialistas, populares o los ultra centristas, podían haber concurrido perfectamente de forma conjunta en las últimas elecciones generales, cosa distinta es que el PSOE optara por la peor de las posibilidades, aliándose con separatistas y bildu etarras, pero eso no venía en el programa de los socialistas.

Vox debe alejarse de los cantos de sirena, alejarse de aquellos que lo único que buscan y desean es su desaparición e integración dentro del Partido Popular. Vox ha conseguido un voto y un apoyo que jamás retornará a los Populares. Si ellos abandonan esa bandera, ese hueco será llenado por otros, pero nunca por el Partido Popular.


En directo

El Quilombo

Luis Balcarce

Featured image

Próximos programas