6 buenas razones para pedir un préstamo gratis

por Radio YA

06 febrero 2018

La posibilidad de pedir un préstamo gratis es muy atractiva porque no tienen comisiones ocultas ni grandes desventajas. Realmente devuelves exactamente lo que te han prestado y listo, deuda saldada.

Por eso, aquí vamos a darte seis ideas para que le saques partido a esta posibilidad.

Un viaje

Puesto que son gratis, podemos darnos un capricho con ellos sin sentirnos mal. Si en un momento dado nos surge la oportunidad de hacer un viaje interesante, cuyo pago nos resultaría muy incómodo ahora mismo, con un préstamo de entre 50 y 300 € podemos darnos el último empujón financiero que necesitábamos y disfrutar de unos días fuera.

Una urgencia

En principio están pensados precisamente para esto. Visitas de urgencia de un fontanero o cerrajero, la reparación de una avería del coche, el cambio de una persiana que se ha estropeado de forma inoportuna, la visita a un dentista o fisioterapeuta… nada de esto es barato, y con la ayuda de un préstamo podrás pagarlo sin tener que pasar estrecheces.

Una multa

Otra de las razones estrella para pedir préstamos, porque el pago anticipado de multas está bonificado y te puede suponer pagar un 50 % menos. Hay un plazo dentro del cual puedes hacer el pago bonificado, así que antes de pedir el préstamo confirma si puedes esperar a cobrar tu próximo suelo y quizá ni siquiera necesites la financiación.

Un evento

Bodas, bautizos y comuniones son ese tipo de eventos que suelen suponer un gasto extra bastante incómodo si tus finanzas van algo justas. No solo es que tienes que comprar un regalo mínimamente decente, es que además es muy posible que tengas que gastar dinero en zapatos, un traje o vestido, peluquería, etc.

Una ganga

A veces vemos ese producto que siempre hemos querido a un precio increíble justo en el momento en que peor nos viene del mes. Ya que el préstamo es gratis, y siempre que vayas a poder devolverlo sin problema una vez cobres tu sueldo, no hay nada irresponsable en aprovecharte de la opción de disponer de ese dinero.

Qué tener en cuenta antes de pedirlo

Las condiciones de los préstamos gratis son muy transparentes. Siempre y cuando pagues en plazo, no te costarán nada. Por eso, lo único que debes tener en cuenta es comprobar que el día que vence el plazo del préstamo realmente tendrás el dinero disponible para devolverlo.

El error más común es pedir el préstamo máximo que se puede conseguir. Lo sensato es pedir el mínimo necesario que necesites y utilizar tu propio dinero para pagar parte del coste de lo que sea que vayas a pagar con el dinero del préstamo. De esta forma, harás dos desembolsos más pequeños, en vez de hacer uno grande dentro de un mes.

También debes tener en cuenta que para poder acceder a este dinero necesitas tener residencia en España, una cuenta bancaria e ingresos regulares. Aunque no tengas un sueldo, si tienes una pensión o una prestación puede valer perfectamente. Si utilizas el dinero responsablemente, no tendrás ningún problema y verás que estos préstamos te abren un amplio abanico de posibilidades.


En directo

El rubicón

(Redifusión)

Manuel Fernández-Monzón Altolaguirre y Fausto Heras

Featured image

Próximos programas